domingo, 25 de septiembre de 2016

Así como el hierro se oxida por falta de uno, también la inactividad destruye el intelecto


No hay comentarios:

Publicar un comentario