viernes, 3 de julio de 2015

Por la esperanza del mañana sacrificamos el hoy, sin embargo la felicidad siempre está en el ahora


Casi siempre estamos pensando que el futuro será mejor, hacemos cosas para estar mejor más adelante, pero y si ese día no llega, ¿Por qué seguimos perdiendo el tiempo? ¿Por qué no disfrutamos del día a día?

Cada día que pasa es un día que no recuperaremos, hay que intentar vivir cada segundo, nunca se sabe lo que puede pasar mañana, la vida cambia de un momento a otro y todos los planes que teníamos pueden cambiar y habremos perdido un tiempo valiosísimo que nunca volverá.

Es imposible ser feliz todos los días, pero hay que intentar relajarnos y disfrutar más de la vida y de las personas que queremos, dejar de vivir como inmortales y valorar cada día que estamos en este mundo, cada día es una oportunidad para ser feliz, para ser mejor, aprovéchalo y deja de pensar en un día que tal vez no llegue o sea diferente de lo que llevas planeando mucho tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario