sábado, 25 de octubre de 2014

La vida es irónica. Se necesita tristeza para conocer la felicidad, ruido para apreciar el silencio y ausencia para valorar la presencia


Cuanta verdad encierran estas palabras, necesitamos ver las cosas malas, que nos pasen cosas malas para apreciar lo bueno y ser felices.

No hablo de que tengamos que ser conformistas, pero si que valoremos las cosas que tenemos y seamos felices con ellas, que seamos felices con nuestra vida y que queramos mejorar nosotros mismos siendo felices ya.

Cuando intentas cambiar tu vida sin estar feliz en tu situación actual es muy difícil, si estas feliz pero quieres más en tu vida, tienes una visión positiva y el camino es mucho más fácil. Por experiencia os digo que cuando valoráis las cosas que tenéis en el momento actual e intentáis mejorar con una visión positiva todo sale mejor.

Aunque parezca algo surrealista, cuando tienes una mentalidad positiva, cuando crees en ti mismo, es como si el mundo cambiara a tu alrededor para hacerte las cosas más fáciles. Pasa lo mismo que si tenéis una visión negativa, que todo acaba saliendo mal, eso seguro que lo habéis experimentado. Cuando una cosa sale mal y os enfadáis que luego siguen pasando cosas que os desagradan, lo que tenéis que hacer es cambiar, apreciar y valorar las cosas buenas que tenéis y buscar más cosas que os hagan sentir bien y al final estaréis rodeados de cosas que os hagan felices.

1 comentario:

  1. Necesitamos que nos pasen cosas malas, para valorar las cosas buenas, por algún motivo siempre es así.
    Muy chulo tu blog

    ResponderEliminar